Reseña: M (1931)

Reseña a la película: «M» de Frizt Lang.

ruYyuRhTwUGljxjJnf9FgEJLpiZ

 Buenas a todos de nuevo, esta vez con una reseña que siento un tanto complicada aunque siendo una cinta muy interesante sobre todo, y bueno, no sólo de cine asiático vive el hombre, quizás si, quizás no, en fin vamos con la reseña de una vez.

«M» es una película de alemana de 1931, escrita y dirigida por Frizt Lang  y por  Thea von Harbou, en su primera cinta con sonido y justamente la segunda que yo logro ver de este señor y que se me hace difícil de describir justamente por su característica de no ser una película muda, que era mi principal referencia en ese entonces.

El filme nos cuenta la historia, de hecho nos advierte sobre que un asesino anda suelto, todo esto mientras una niña juega a la pelota haciéndola rebotar frente a un cartel, mientras uno lee la información al respecto, una sombra de un señor se acerca, se cierne sobre el cartel y este hombre le pregunta a la niña cómo se llama, mientras tanto, una señora espera en casa el regreso de su hija y empieza a preguntarse porque no ha llegado; la niña esta con el señor, esperando que le compré un globo mientras este último esta silbando una curiosa tonada; la madre de la niña se preocupa todavía más, ya desesperada empieza a grita su nombre: ¡Elsie!, ¡Elsie!

Pero ya era muy tarde, su niña ya se había ido para siempre.

Luego la premisa del filme nos lleva a que la gente esta muy atemorizada por sus niños y por el mal que pudiera pasarles, desconfían de todos aquel que pudiera acercarse amablemente a un niño lo que causa revueltas en las calles, y los policías flojos sólo les ocurre hacer redadas en los bajos fondos de la ciudad buscando al asesino, tanto que las organizaciones criminales se hartan, no sólo por interferir con sus “negocios”, si no también compararlos con esa basura de ser humano, así que se les ocurre una curiosa idea, si los policías son incapaces de atrapar al asesino, entonces los criminales lo harían.

Y ese es el planteamiento principal del filme, un viaje en el que no hay personajes principales, no hay casi música salvo sonidos de fondo y que se centra más que nada en los sucesos que conducen el filme y en unas puestas de escena y tomas de cámara de los más curiosas done más que moverse, la cámara fluye con la cinta, un ejercicio visual donde predominan los diálogos que a pesar de mantener el interés y ser fáciles de leer, llega a ser tanta información que en algunos momentos llega a ser difícil de retener, aunque la película avanza con un ritmo de  muy pausado y algo lento incluso, pero, permitiendo comprender bien la situación y siempre ayudándose de material visual para complementar esos diálogos, y si bien es un filme con sonido hay algunas partes que simplemente son mudas, aproximadamente dos tercios del filme, que en parte, fueron por problemas de costos y una licencia algo prohibitiva, pero que al final sirvió al director para darle efecto al filme de pasar de un mundo normal a uno misterioso donde no había sonido.

Todo se trata en la resolución del conflicto y de descubrir al asesino, al cual tenemos oportunidad de ver de vez en cuando, sobre todo en las últimas partes, siendo un filme bastante pausado que al verlo no sabiendo que esperar, o no conociendo mucho sobre el cine antiguo puede llevar a dormir a algunos espectadores, que no fue mi caso, sólo que al público medio se le puede hacer algo difícil, quizás, aunque sentí que pudo haber sido una historia más corta, pero que se levanta definitivamente en sus últimos minutos, donde la “anti-justicia” hará su jugada sobre el asesino de la película, presentándonos, de qué manera describirlo, el dilema y la moral que hay que tener para juzgar a alguien así, a un trastornado “hombre”, ¿sería justo?, ¿sería correcto? ¿con qué moral hacen esto? varias preguntas que recaen sobre el espectador que cada quien tendrá su opinión al respecto y su propio sentido de la justicia, una escena con una fuerza argumental tremenda.

Una cosa que se me olvidaba mencionar es que las actuaciones lejos de si son buenas o medianas, son creíbles y muy expresivas, sobre todo la actuación de Peter Lorre, logrando proyectar empatía y pena sobre el espectador, aunque al mismo tiempo uno mismo sin estar de su parte del todo; aunque sintiendo los hechos del final un tanto cortados, pero que en aquel penúltimo proceso logran pagar la construcción dada por el filme haciendo que al menos sintiera que haya valido la pena todo, un momento hecho con total maestría y esfuerzo pero que no puedo dejar de reprochar algunos aspectos anteriores, como que a veces terminan tomando una escena por un tiempo medianamente largo o los momentos sin sonido que hacen creer a uno dos cosas o que el filme se detuvo o se quedo sin sonido, respectivamente, que ya dije con este último(sin sonido) pasa de una manera más recurrente, aunque no siendo aspectos realmente muy criticables ya que son elementos que son usados a favor del filme, pero que si le pueden generar problemas a algunos espectadores.

Bueno, para ir terminado ya la reseña, debo de darle la calificación de  un:

7’5/10

Screen (3)No se me hizo una obra maestra, pero que si me pareció estar muy bien hecha.

En conclusión: Difícil, pero siento que es uno de esos filmes que te avancen avanzar en conocimientos cinéfilos, con ese cierto ambiente que mantiene ese interés en el espectador, siempre al tanto de lo que sucede para después hacer su jugada final, si buscan aumentar su conocimiento de cine de culto, si quieren ver como era el cine antiguo y de paso en Alemania, si les interesan las tomas de cámara interesantes puede que les guste esta película, pero si buscan algo con que entretenerse quizás no los complazca tanto independientemente de la época; en lo personal, me ha gustado, lo que si tengo que resaltar fue que el final fue algo cortado, pero también fue ¿justo? quizás, tal vez sea otras de las preguntas del filme que quedan a disposición de los espectadores, que quizás algunos encuentren una obra maestra, otros tal vez no, pero que no puedo negar que la sentí algo especial, aunque eso sí, los alemanes si que son gritones, ese si podría ser un problema para algunos.

De resto, si quieren ver algo que para mi saca mucho más provecho, les recomiendo la película Metropolis de 1927, la cual si me pareció una verdadera obra de arte, aunque se que el Sr. Lang menciono a «M» como su filme favorito que ha hecho, pero bueno, cada quien con lo suyo, esta vez les dejo sin la portada, por que ya quiero ir terminando, quizás algún día haga más reseñas de Fritz Lang o de la misma Metropolis, pero eso esta por verse, como sea, espero que hayan disfrutado esta reseña, que me costó un poco de hacer.

Bueno, ahora sí, sin más que decir, hasta la próxima.

Anuncios

Dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s